En El Taller bajamed encontrarás los productos de la Baja, al estilo bajamed, reflejados en pizzas, sándwiches, carpaccios, ensaladas y demás. Es un lugar urbano, de reciclaje, cómodo y fácil de estar.

Las paredes cobran vida con las frases mensuales que se colorean en ellas. Frases que escuchamos y frases que los clientes nos hacen llegar para tener esa sensación de libertad de expresión con buena compañía.

Como dato curioso: Antes de que fuera El Taller bajamed, fue un taller mecánico, de serigrafía, almacén de pastoras y bodegas de varias cosas. Y hoy en día, la segunda casa de la familia bajamed.